Recetas | Desayuno saludable

9:00



Morning, sweeties! Esta semana he vuelto a empezar las clases y eso significa retomar el ritmo frenético del cuatrimestre pasado. Aunque me he propuesto tomármelo con más calma que el semestre pasado para retrasar -y si lo hago bien, evitar- la aparición del estrés -o ansiedad, que aún no tengo muy claro qué es lo que me pasa-, algo que necesito mantener es un horario en el que me levante relativamente pronto para aprovechar el día lo máximo posible.

Dentro de mi rutina de mañana no puede faltar un buen desayuno que me aporte energía para empezar con fuerza el día y en los últimos meses del año pasado logré crear uno que me tiene enamorada.

Debido a mi aversión hacia el café y a la necesidad de mantenerme despierta, lo primero de todo es preparar un té negro o verde, dependiendo de mis preferencias ese día y de lo dormida que me encuentre. Además mientras se calienta el agua, aprovecho para tomarme un vaso de zumo de frutos rojos, rico en antioxidantes.

El punto fuerte del desayuno lo forma esta preciosura



No solo es digno de una foto para instagram, sino que su preparación es de lo más sencilla y no nos llevará más de cinco minutos.

Ingredientes*
   - Copos de avena
   - Semillas de chía
   - Leche (en mi caso de almendra)
   - Miel
   - Yogur natural
   - Fruta
   - Canela en polvo

*Las cantidades variarán dependiendo de vuestros gustos personales. En mi caso voy modificando dependiendo del día, pero en general son esas las cantidades que utilizo.

Preparación
En el bol o tarro en el que queramos comer echamos 3 cucharadas soperas de copos de avena que serán la base de nuestro desayuno. Como quiero que se vean las diferentes capas añado 3 cucharadas de leche, lo justo para que se mojen los copos -pero que no naden- y a continuación echamos media cucharada pequeña de semillas de chía.
Truco del chef: las semillas de chía contienen mucha fibra, y a pesar de ser una buena forma de regular nuestro tránsito intestinal, recomiendo tomarlas con  moderación.
El toque dulce viene de la mano de la miel, por lo que hecho una buena capa que cubra todo; y a continuación añado un vaso de yogur griego (que supongo que equivale a unas 4 cucharadas si compráis este yogur en tarrinas en vez de vasos individuales).
Por último añado fruta troceada: mi favorita sin duda es el plátano -suelo utilizar uno entero-, aunque también hay veces que añado manzana y le doy el toque final añadiendo un poquito de canela en polvo.

Tiempo total 
   3 minutos.


Es un desayuno muy sencillo y rápido de preparar pero creo que bastante completo, y lo mejor de todo, ¡delicioso! Contadme qué soléis desayunar vosotros/as~


Y esto ha sido todo por hoy. Espero que os haya gustado, nos leemos en el próximo post.
Hasta entonces, sed felices

You Might Also Like

2 comentarios

  1. MMmmnnn... buenísimo! Yo no pongo tantas cosas pero reconozco que esto es un vicio, empiezas poniendo un par de cositas y a los días te ves volcando media nevera. Soy muy fan de la avena y la miel. Estos desayunos son perfectos porque son completos y rápidos.

    Un besito y buen finde ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha exacto! Empecé poniendo un par de ingredientes para no complicarme mucho pero a medida que iba añadiendo, más delicioso me parecía y ahora son casi una necesidad para empezar al máximo las mañanas.
      Un besote

      Eliminar

¿Qué te ha parecido? No olvides dejar un comentario antes de marcharte y prometo responder en cuanto lo vea .

Y por supuesto, ¡muchas gracias por dedicar parte de tu tiempo en leerme! (ノ^ヮ^)ノ*:・゚✧

Blog Archive

Buscar este blog